Una de las principales razones por las que decidí dedicarme al marketing y la publicidad es porque era uno de los pocos entornos laborales, en aquel momento, a inicios del siglo XXI, donde podías vestirte de una manera cómoda, escuchar música alternativa y compartir algún chiste malhablado.

Pero nada de aquello tendría sentido sino fuera porque puedes ganar algún dinero, aparte de todo.
Y es porque en el marketing y la publicidad finalmente se mueve dinero. Los clientes están invirtiendo en diversas actividades para llevar sus productos hacia sus potenciales consumidores y todos quieren vender más.

Pero, ¿cuánto dinero se mueve en la industria publicitaria?

Quizás no estaría bien que comparta cifras sindicadas, pero basta con decir que en todos los países hay compañías que se dedican específicamente a proyectar los montos de inversión que están fluyendo a través del mercado, sea en medios tradicionales o medios digitales.

Pero considerando la amplia diversidad de condiciones que los distintos anunciantes enfrentan, desde la corporación multinacional que pugna por la atención de las masas, hasta el emprendedor que tiene un pequeño capital y la decisión de arriesgarlo para obtener un beneficio y la construcción de su marca y negocio – la pregunta es: ¿cómo saber si lo que tienes disponible es un buen presupuesto para invertir en el marketing de tu proyecto?

Pues resulta complicado dar una sola respuesta, cuando precisamente habemos profesionales que nos dedicamos a esa precisa pregunta todos los días.

Quizás la mejor respuesta es aclarar que no existe un presupuesto que pueda identificarse como «bueno». Cada marca tiene una situación particular y encuentra, a través de su estrategia, la mejor manera de invertir su capital esperando mejores retornos.

Pero lo que sí vale la pena destacar es que, sin importar cuál sea el presupuesto disponible, sugiero que no dejes de pensar en el largo plazo. Eso precisamente se llama estrategia.

No pienses que con una sola inversión vas a ver resultados. Enfócate en identificar el resultado acumulativo de tu esfuerzo a través del tiempo – esa es la clave para construir en lugar de apostar.

Con esa perspectiva, casi cualquier presupuesto es bueno.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *